• iSara

¡Cuídate! No cometas estos errores después de hacer ejercicio

Pensar que hacer ejercicio, es terminar tus rutinas y acabar empapad@ de sudor ¡no! eso no lo es todo.


En iSara te decimos que eso no acaba ahí y te decimos el porque y para que no te impacte negativamente, ni poco ni mucho.


1) No cambiarte de ropa


2) Detenerte inmediatamente


3) No realizar estiramientos


4) Bañarse inmediatamente


5) No hidratarte



Aquí los detalles, acompáñanos en esta lectura y cuídate


1) No cambiarte de ropa

Todo el tiempo que pases con la ropa sudada estarás en riesgo de contraer una enfermedad o que tu piel sufra con bacterias que se aferren a tu cuerpo y que sufras un escalofrío. Finalmente es lo mismo que te bañes o no, lo importante es el cambio de ropa, calcetines y calzado para mantener tus temperatura corporal de manera adecuada, además de que promueves una buena circulación que ayuda al proceso de recuperación de tu cuerpo tras el entrenamiento.


2) Detenerte inmediatamente

No puedes simplemente parar de inmediato la actividad de tu cuerpo; al concluir realizar una actividad ligera para que a tu cuerpo le brindes el tiempo de recuperación y mantenga la sangre en movimiento. Esto es muy importante como reabastecimiento de combustible del cuerpo.


3) No realizar estiramientos

Debes hacer una rutina final de estiramiento siempre que acabes con tu sesión física. Estiramientos después de entrenar ayuda a que el corazón recupere su ritmo normal y además relajas tus músculos, los cuales has sometido a un gran esfuerzo. con esto evitarás posibles lesiones, calambres musculares y estarás mucho más relajado, por si fuera poco, lograrás además una musculatura mucho más estilizada.


4) Bañarse inmediatamente

Expertos recomiendan el cambio de ropa tras el entrenamiento, pero eso no significa que tengas que pasar por las duchas. De hecho, es contraproducente. Lo mejor es que esperes una o dos horas desde que concluyes tu rutina física.


5) No hidratarte

El error más común es el de no ingerir nada tras el ejercicio o, peor aún, hacerlo justo después del entrenamiento. Los expertos sugieren que lo mejor es hacerlo pasados 20 o 30 minutos tras la rutina física.


Debes tener cuidado con lo que comes, ya que cualquier cosa no sirve. Tu tentempié post-entrenamiento debe incluir proteínas, un poco de grasa y carbohidratos completos para que puedas reponer la energía consumida. Unas buenas opciones son un sándwich de pan integral y pavo, un puñadito de almendras, fruta o yogur. Lo que debes evitar ingerir son alimentos de difícil digestión, como pan blanco, chocolate o carnes rojas. También es imprescindible que te hidrates, y no solo después de tu rutina física, sino durante todo el día.

22 vistas0 comentarios